Bombones de navidad


Escoge una palabra hermosa. La que más te guste. Beso. Charco. Maravilla. Calor.

Cógela con la punta de los dedos y sumérgela con cuidado en chocolate fundido. Deja que el chocolate la abrace y la envuelva de sabor y perfume. Ahora que tu palabra se siente como en casa, permítele reposar para que corazón y cobertura se conviertan en una sola cosa. No tienes prisa. No. Las cosas buenas no tienen prisa.

Ahí tienes tu bombón envuelto en papelito dorado. Busca tu momento, desnúdalo despacio y mételo en tu boca. Mastica. Muerde. Cierra los ojos. ¿Notas su sabor? Tu palabra más hermosa se expande dentro de tu boca, navega sobre olas de cacao y se desliza por tu torrente sanguíneo hasta golpear los rincones polvorientos de tu cerebro. Allí donde nada llegaba se instala ella y su séquito de aromas de otro mundo. Beso. Charco. Maravilla. Calor.

Éste es mi regalo de navidad para ti, inexistente lector.

Felices fiestas a todos.

Anuncios

Un comentario en “Bombones de navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s