Las pitonisas alemanas se pagan los autónomos.


Es sorprendente cómo el pensamiento se vuelve completamente errático cuando estás en duermevela. Yo misma me sorprendo de lo errático que se pone. Hay veces incluso que mi seso consciente llama al orden a mi seso inconsciente, porque para todo tiene que haber un límite, una contención, una mesura ¿no?

Esto viene al caso porque anoche no podía dormir porque tenía los pies fríos. Mi parte consciente estaba tan cansada que no atinaba a ponerse unos calcetines, así que entró en funcionamiento mi parte surrealista en todo su esplendor. Obviamente, la culpa de que yo no pudiera dormir la tiene Ángela Merckel.  Ángela tiene una fijación extrema con España, y sólo encontré una explicación razonable para tanto ensañamiento: el marido de la Merckel la ha dejado por una amante española. Eso, o ella misma se lió con un español (o española, no conozco los gustos de la cancillera) y después fue despechada y abandonada , cosa que tampoco sorprende tanto porque Ángela tiene muchos valores pero como sex symbol no vale un pimiento. Razón por la cual visualicé a Ángela, con su melenita rala y sus trajes de madrina de boda clavando alfileres en un muñeco vestido con sombrero cordobés.

¿Habrá pitonisas en Berlín? No, seguro que habrá buscado alguna más discreta. La Pitonisa de Baden-Baden. Tiene que ser buena, claro, para eso es alemana, será una pitonisa supereficiente y megaproductiva que además declarará todo a Hacienda y se pagará sus autónomos, no como la de Magallón. Una pitonisa no puede ser de Magallón. De allí sólo salen pulidas magalloneras.  Yo no le pagaría ni un euro a una pitonisa que esconde su dinero debajo del hule de la mesa de la cocina. En cambio,  de una pitonisa de Baden Baden sí te puedes fiar. Ya ves, Ángela le pidió “quítales hasta el sol. Que sufran”. Y aquí estamos, en junio y con la calefacción. Hay que joderse con la eficiencia alemana.

¿Habrá delincuentes en Alemania? mmmm no sé. Supongo que algún chico malote que saca la basura antes de la hora, y poco más. Además, si hubiera ladrones -que lo dudo, porque todos los chorizos, corruptos y sinvergüenzas están en los países del sur de Europa, o al menos descienden de ellos-, si los hubiera, digo, apuesto mis calcetines de Canadá a que te dejan factura de los sutraído para que al menos puedas desgravarte el IVA.

Por cierto, mis calcetines de Canadá son una caña: me los regaló Sylvie y están hechos de tela polar. Gracias a ellos pude conciliar el sueño. Se ve que Sylvie ya temía, hace un par de años, que la ofensiva alemana sería tan agresiva que a los españoles nos dejaría helados . Siempre ha sido una chica lista, esta Sylvie.

calcetinespolares

Anuncios

2 comentarios en “Las pitonisas alemanas se pagan los autónomos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s