¿Qué es poesía?


¿Qué es poesía? dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía… eres tú.

Y aquí se acabó la poesía.

Supongo que como poema, Gustavo la clavó. Pero considerado desde el punto de vista de la dulce niña que formuló la pregunta, qué queréis que os diga, mis queridos inexistentes lectores, la respuesta dejaba mucho que desear, ¿no? O no, vete tú a saber lo que pensó la jovencita que planteaba una pregunta de lo más pertinente: ¿qué es poesía?

Menuda respuesta: “poesía eres tú”. Eso, cuando no te dicen “poesía es un sentimiento”. A ver: si bastara con escribir un texto basado en la emotividad, la mitad de los artículos de opinión serían poesía. No, no es suficiente. O cuando te dicen “poesía es lo que te sale de las tripas”. Pues tampoco creo que lo que a mí me sale de las tripas (con menos frecuencia de la que debiera) se pueda calificar como poesía.

Esto me ha hecho pensar sobre cual sería la continuación del diálogo que Gustavo dejó ahí, interrumpido. No podemos preguntarle a la señorita de ojos azules, que a estas alturas ya será venerable polvo, pero siempre podemos recurrir a los grandes de la literatura para darle al play y ver cómo terminaba la película.

OPCIÓN 1: A la manera de Los Miserables, de Víctor Hugo (o similar)

Un leve rubor sonrosó la blanca tez de la dama, que cubrió pudorosa su mirada y el aleteo de su pecho tras las puntillas de su abanico.  La brisa de la tarde agitó los visillos del salón. Sólo el reloj del salón fue testigo del incendio que invadió el alma de ambos jóvenes.

OPCIÓN 2: A la manera de Sentido y Sensibilidad, de Jane Austin

“Es usted tan galante como evasivo, Gustavo. ¿Duda usted de mi capacidad para comprender una definición más aguda?”

OPCIÓN 3: A lo Miau, de Galdós

“la niña se solazaba en las galanterías del poeta mientras la madre calculaba la renta que dejaría un matrimonio con el pollo. Quizá debería llevar al empeño el reloj de su marido, la niña necesitaba más cintas y un vestido nuevo. Mañana por la mañana, sin falta”.

OPCIÓN 4: A lo Psicoanálisis de Freud.

bufffff las implicaciones psicoanalíticas y el simbolismo subyacente en ese “clavar tu pupila en mi pupila”, figura que sin duda tiene una traducción sexual y, en definitiva, en un matar al padre…

OPCIÓN 5: A lo Sexo en Nueva York

Léase el poema de Gustavo pero con otra intención y con otra entonación. A continuación, elipsis y nos encontramos a los personajes fumando el cigarrito de después en una cama revuelta.

Pues nada, esto es lo que se me ocurre a mí, a botepronto. Pero espero vuestras propuestas que seguro son mucho más ocurrentes que las mías…

Anuncios

5 comentarios en “¿Qué es poesía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s