Vampira, teórica y rara


A mí me gustan más los hombres. Como compañía, quiero decir. Tengo muy buenas amigas y además mi entorno femenino es apabullante en número y en calidad, pero en realidad me siento más cómoda entre hombres. Sería cosa de psicoanalizarme. Seguro que se puede escribir un hermoso análisis teórico sobre esto.

Bien es verdad que hombres hay de muchos estilos y tampoco todos me sirven. A mí me va el rollo intelectual-político-cultureta. Los raros, vamos. Ayer estaba comiendo con un amigo que me contaba que nunca aprendió a conducir, vive sin coche. ¿Y cómo te apañas, sin coche? le pregunté, inocentemente. “Hay gente a la que le cortan un brazo. Es una limitación, sin duda, pero finalmente acaba viviendo con ella. Si hace falta, le pide al camarero que le corte el filete en el restaurante. Pues yo, lo mismo. Para eso soy raro”. Poco después comentábamos mi tremenda tendencia a analizar todo lo que sucede a mi alrededor desde el punto de vista político. “¿Y cómo puedes vivir con eso? Hay que superar las limitaciones” Pues vivo con esta limitación mía y me adapto como se adapta el manco para comer filetes. Pero no renuncio a ella. Cuando tratamos de liberarnos de nuestras ataduras suele ser simplemente para caer en otras nuevas y a mí me gusta la mía. Para eso soy rara.

Soy rara. Vampirizo conversaciones. La última, la que mantuvieron casualmente ante mí un director de cine y un escritor mientras organizábamos el evento de cinea2euros. Aprendí más sobre cine en esos breves minutos que en todas las conferencias, ruedas de prensa, coloquios y artículos que he devorado en mi vida. Les escuchaba y absorbía cada palabra, cada mirada y cada gesto. Escucharles fue un regalo que me hizo la vida del que ellos, con toda seguridad, no fueron conscientes.

Igual de agradecida estoy por poder disfrutar de la cercanía de otros amigos, como los de ReiniciandoPsoe. ¡Hay tanto talento en ese grupo! Sólo por leerles y escucharles merece la pena el largo camino. Sé que algunos de mis inexistentes lectores están aborrecidos con tanto socialismo y tanta historia, pero es que yo soy así, soy rara. Me gusta. Forma parte de mi ser, como mi rapto lírico o mi vena comedianta. Hablando de lirismo, hay otro enlace de un amigo al que no conozco personalmente, pero de cuyas palabras también me he vuelto adicta: Intemperancia Verbal. (¿Se puede ser amiga de alguien a quien no conoces personalmente? Otra buena razón para escribir un tratado teórico)

Así soy feliz, vampirizando palabras, construyendo teorías y persiguiendo quimeras.

Anuncios

5 comentarios en “Vampira, teórica y rara

  1. Hacía tiempo que no te leía tan bien Marta. Que así, rara, tenerte quiero como amiga, porque a mi, “tampoco” me gustan los hombres, al contrario que a ti, y me gustan más las mujeres, como compañía, jejejeje. Qué bueno que sigues, ahí, enfurecida ¡

      • jejejej yo también te quiero Marta ¡¡¡¡ Te explico: se trata de Baptiste Basset, militar valenciano que encabezó la revuelta del Reino de Valencia durante la Guerra de Sucesión Española contra Felipe de Anjou .Capitaneó la revuelta valenciana contra el gobierno absolutista y centralizador de Felipe V, unió las reivindicaciones de los campesinos, de los comerciantes y menestrales de las ciudades contra el poder de los nobles y los franceses y a favor del Archiduque Carlos de Austria . Se convertiría en jefe de los maulets partidarios del Archiduque Carlos de Austria contra los botiflers, partidarios de Felipe de Anjou. De ahí que junto al Che es mi otro ídolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s