A la lima y al limón


Pues sí, pues sí. El amor llega a la vida de una cuando y donde menos se le espera. Y las proposiciones matrimoniales, lo mismo. A mí, concretamente, y porque soy rarica y me pasan esas cosas que no le pasan a nadie, la única propuesta matrimonial ortodoxa que he recibido en mi vida me ha llegado mientras promocionaba microturbinas para carga de baterías.

Os pongo una foto para que os vayáis poniendo en situación.

Yo estaba justo en medio del stand cuando veo que viene hacia mí un señor octogenario, trajeado y sombrereado armado con un maletín y un montón de fotocopias. Tal y como venía haciendo desde hacía tres días, me acerco, le saludo atentamente y le pregunto si le puedo ayudar. Nunca se sabe quien te va a comprar una automatización de compuertas ni quien va a ser un alto cargo del Ministerio de Agricultura.

El señor me pregunta ¿me conoce? Pues no, lo siento, tengo muy mala memoria, usted dirá (igual era un catedrático emérito o un investigador del CSIC, qué sabía yo). Entonces me da una de las fotocopias, que resulta ser su curriculum con foto incluida, y me empieza a contar que si la ceca que si la meca, que si tengo un amigo que perdió tres millones de euros, que si España va de mal en peor, que si los invernaderos de Escatrón.

Para entonces yo ya me he dado cuenta de que al señor le interesa más su propia persona que mis microturbinas. Discretamente echo un vistazo a su curriculum: Fulanito de Tal (no voy a dar nombres), Mayor de Edad (¡y tanto!, ¡pero mayor, mayor!). La foto es suya pero de cuando moceaba. No estaba mal el hombre en su momento. El caballero sigue hablando ya no se sabe de qué, algo sobre un castillo que tenía su amigo el que se arruinó.

Y entonces me dice: Usted está muy, pero que muy bien (ya lo sé, ya; les encanto a los abuelos, he nacido treinta años más tarde de lo debido. Y eso que en ese momento ya me había recolocado el pañuelo para que mi escote no fuera causa de muerte súbita en el caballero). – ¿Está usted casada? – No señor, soy viuda. -Pues mire que bien, si le parece quedamos a tomar algo, yo le invito, y se casa usted conmigo. -¿¿?? -Mire, piénselo, pero yo tengo mucho dinero y estoy solo; no tengo ni hijos ni padres ni hermanos, todo lo mío sería suyo. (para entonces el del stand de enfrente estaba que se tiraba por los suelos). -Yo le agradezco sinceramente la propuesta, pero tendré que pensarlo. Y además, sepa usted que yo sí tengo hijos, y madre, y hermano… Un montón de circunstancias. -Bueno, bueno, usted se lo piensa, pero llámeme, en el curriculum le he dejado mi teléfono. Que está usted muy, pero que muy bien. Y no le iba a faltar de nada.

Aún me estoy pensando si le digo que sí. Porque total, se me va a pasar el arroz y además tendría el futuro asegurado. Lo único que me frena es el octogenario tenía pinta de ser franquista, y casarme con un franquista me resultaría incómodo. No sé. El corazón tiene razones que la razón no entiende…

Anuncios

5 comentarios en “A la lima y al limón

  1. Como echaba de emnos estas entradas tuyas y sobretodo como te echaba de menos a ti. Que bien leerte así sin politiqueos ni papeles sucios. Todo amor que es lo que mueve el mundo. ¿ quiere usted casarse conmigo ?
    Un beso.

    • Mmmm dos proposiciones en tan poco tiempo, estoy desbordada… Ya sabes que yo no soy de las que se casan, me dan grima los trajes de novia. Pero si quieres, nos no-casamos. ¿Quiere usted no-casarse conmigo? 😉

  2. Vale, sí quiero no casarme contigo, pero soy muy pobre, apenas dispongo de dote, tan solo tengo una buhardilla húmeda de unos 20 metros cuadrados dos geranios y un gladiolo que da de flores amarillas rosas y blancas de ovarios ínferos. También tengo una silla rumbera, la guitarra de Peret y un pequeño brasero, podemos leer poesía mientras quemamos los nombres de los fascistas,:Veremos salir el sol como galleta empapada por el flotar del mediterráneo y seremos bellos y oblicuos y nos amaremos.
    Acepto un no por respuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s