Mis fantasmas y yo


El sol sale todos los días. El sol sale también el día después del que parece ser el último día. Salió el día después del 20 de noviembre, del 11 de septiembre, del 28 de agosto, del 6 de junio, del 5 de mayo, del 19 de marzo, del …

Cada uno tenemos nuestros días marcados en el calendario, nuestras efemérides particulares. Tantos más cuanto más afectos tenemos. Ya perdamos personas, amistades, trabajos, esfuerzos o el tiempo, no se siente perder lo que no se quiere.

Por mi parte, me doy cuenta de que poco a poco mi calendario se va llenando de tocados y cada vez quedan menos aguas. Por eso hace tiempo que tomé como opción vital la desmemoria. Procuro no entronizar los días solemnizando los aniversarios. Aunque es cierto que algunos de ellos no los puedo esquivar ni con todos los esfuerzos del mundo. A esos me pliego dulcemente y disfruto de la melancolía que me producen, que es también una forma de decir a mis fantasmas “chicos, no os olvido, seguís aquí, a mi lado.” Estamos comenzando a ser multitud, mis fantasmas y yo.

Anuncios

6 comentarios en “Mis fantasmas y yo

  1. A mi me ocurre lo mismo… no se si olvido las fechas conscientemente o es nuestro propio cerebro, que tiene un mecanismo que hace que olvidemos ciertos días. Besitos

  2. Que razón tienes maña, esto de la experiencia es lo que tienes que acumulas cada vez más, de todo, en fin , alegrías también tenemos, después de una época mala llega una buena, pero después de la buena, llega la mala y así somos.

  3. Si bien se mira, como la vida vivible es cuestión de rachas, pues eso: Unas, buenas. Otras, mejores. Las malas se van al rincón de pensar y al final se desintegran. Qué quiés que diga

  4. Pero hay otros momentos que los guardo en mi memoria y mi corazón como un tesoro… y algunos de ellos los he pasado contigo, querida amiga.

  5. Corren por la sangre de los fantasmas del calendario antiguas profecías mayas. Es cierto que aún sale el sol, como siempre sale la noche.
    Un beso.

  6. Todos tenemos fantasmas, el tiempo pasa y los deja en el camino, pero a medida que nuestro tiempo pasa, también vivimos y disfrutamos de ese pequeño camino que es nuestro destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s