¡Qué alivio! ¡Qué ilusión!


Ayer, 20 de octubre, además de ser día de pago trimestral del IVA y el IRPF para las sociedades y cumpleaños de mi añorado, murió Gadafi y ETA declaró que abandonaba la lucha armada.

Llevábamos tanto tiempo con Gadafi y con ETA que nos habíamos acostumbrado a su existencia. Especialmente a la de ETA, por cercana. Los terroristas se habían convertido en esa enfermedad crónica que condiciona nuestra vida y nos limita cotidianamente, hasta transformar nuestra existencia en algo completamente diferente a lo que debería ser. Como una fibromialgia. Y de pronto nos levantamos liberados del dolor. No sabemos cómo reaccionar, nos da pudor expresar nuestra alegría a gritos. Nos da miedo creérnoslo. Como cuando murió Franco y se brindaba con champán pero en silencio.

Yo les doy las gracias a todos los que durante tantos años han dedicado sus vidas, sus esfuerzos y su inteligencia a terminar con esto. A algunos les ponemos cara -en este momento no pueda dejar de pensar en Rubalcaba, pero es sólo uno de tantos-. A la mayoría ni los conocemos. A todos, muchas gracias de todo corazón.

Les doy todo mi afecto a las víctimas directas y a las indirectas. A los heridos, a los muertos, a los extorsionados, a los secuestrados, a los chantajeados, los silenciados, a los acojonados. Y a sus familias. Que desaparezca nuestra particular fibromialgia no significa que nos olvidemos del dolor causado.

Y como no nos olvidamos del dolor, tampoco nos olvidaremos de seguir pidiendo justicia. Afortunadamente, los tribunales y las fuerzas de seguridad siguen con su trabajo como si la fibromialgia estuviera todavía entre nosotros. Pero no está. ¡Qué alivio! ¡Qué ilusión!

Anuncios

6 comentarios en “¡Qué alivio! ¡Qué ilusión!

  1. Me siento más filiz que hayer. Pero no olvido el dolor de las victimas de ETA. Comienza una etapa nueva, sintiendo la libertad sin armas, gana la DEMOCRACIA

  2. El dolor no se libera cuando lo que te lo ha producido desaparece, sigue ahí, pero sientes que pesa menos y agradeces que nadie tenga que sufrílo, ojalá sea así y esto sea el principio del final, como llevo oyendo desde que dieron el comunicado.

  3. El 20 de Octubre ya forma parte de la historia de España, y aunque no es el momento de sacar pecho en este momento. En boca de tod@s, como tú bien dices, está el nombre del presidente del, aún, gobierno de la nación; quien puso todo su empeño en que este día llegara. Tendiendo la mano primero, a pesar del hostigamiento diario por parte de la caverna retrógada que sigue existiendo en este país – mano que fue mordida creando la mayor división en los terroristas y su entorno -; y cerrando luego el puño y estrujando cada aporte vital que pudiera llegar a los asesinos. Por supuesto, el hostigamiento y las acusaciones de debilidad y de cesiones siguen existiendo, pero la realidad es la que es. Este gobierno ha acabado con eta y con su apoyo social, que es quizás lo mas importante.
    Un saludo Marta, muchas gracias por seguir el blog y, a pesar del pesimismo que nos rodea estos días a la izquierda, siempre recuerdo la célebro frase de la Pasionaria ante el asedio de Madrid: “No pasarán”.

    • Gracias a ti, Luiso. Llegará el día, y no tardando mucho, en que los españoles reconocerán el trabajo del presidente Zapatero, como sucedió con Suárez y con González. En este momento el estado de ira y pesimismo general nos impide pensar con claridad. De todas formas, en cuanto al “no pasarán”, y dado que ya voy cumpliendo años, te diré lo que pienso. Pienso que sí pasarán. Primero, pasarán al gobierno. Y después, pasarán de largo. Porque todo pasa, todo pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s