Lo que hay detrás de un logotipo


Vivo en un pasmo constante. Ahora mi equipo de gobierno municipal (digo mío porque me gobierna, qué le vamos a hacer) ha decidido suprimir el logotipo que creó la corporación anterior por considerarlo “una versión progre del escudo de toda la vida, que se carga ocho siglos de historia de un plumazo”.

Aquí el logo:     

Y aquí el escudo:      

Aquellos de mis queridos inexistentes lectores que no vivan en mi pequeña aldea se preguntarán “¿y qué importa?”. Usar un escudo o usar un logo es, en realidad, cuestión de gustos. Tienen razón. El dibujo que use mi ayuntamiento para identificarse es pura anécdota. Pero lo que me pasma es el trasfondo.

Cuando un gobernante alcanza el poder tiene ante sí toda una herencia que puede gestionar de tres formas. La puede mantener si le parece adecuada (llamémosle actitud Conservadora); la puede cambiar si considera que es mejorable (llamémosle Progresista); y puede cambiar lo que ya se cambió para volver al punto de partida, al origen, al primigenio estado de las cosas: llamémosle Política Involucionista.

Involución es lo que veo yo en cada gesto de mis gobernantes locales. Si pudieran, soplarían y soplarían para que el viento se llevara cada transformación que realizaron sus antecesores. Porque nada de lo que los socialistas hicieron les gusta.

Confundir un escudo con un logotipo es un error de bulto, enorme, inmenso. Pero perdonable. Nadie sabe de todo, nadie nace aprendido. Lo imperdonable es vanagloriarse de la ignorancia, hacer bandera de ella, convertirla en virtud y en arma arrojadiza. Lo imperdonable es no permitirse el lujo de preguntar y considerar que “cualquiera tiempo pasado fue mejor”. Es imperdonable, es pernicioso, es destructivo y es peligroso. Es la misma actitud que llevó a los Torquemadas de antaño a quemar los libros para que el pueblo no viera turbada su mente con ideas peligrosas. Es la misma actitud que llevó al paredón, al exilio o al olvido a los maestros, a los intelectuales, a los científicos y a los creadores españoles. Lo mismito, lo mismito: santificar la ignorancia y demonizar el conocimiento, sobre todo cuando el conocimiento no conviene a los intereses del poder.

Es el mismo trasfondo de las películas de los 50 que tanto gustaban a la censura: el miserable feliz, el alegre labrador, la mendiga vivaracha que agradece con palmas la caridad. Una sociedad en la que no hacía falta pensar, para eso ya estaban el boticario, el cura y el notario.  

Utilizar el escudo como logotipo es un error tan tonto que se hubiera podido solucionar leyendo la wikipedia. Allí lo pone clarito: un escudo es un escudo y un logotipo es un logotipo. Claro que cuando se hace bandera de la ignorancia, las energías no se emplean en preguntar o en leer la wikipedia. Deconstruir da demasiado trabajo como para perder el tiempo informándose.

 

PD. Para el que no se haya fijado, aquí os dejo ejemplos de logotipos de otras instituciones. Logotipos que conviven en feliz armonía con los respectivos escudos, por supuesto.

Anuncios

4 comentarios en “Lo que hay detrás de un logotipo

  1. Está claro como el agua de Grío. Ahora, que se enteren las fuerzas vivas, que no se enterarán porque por una oreja les entra y por la otra les sale: El trayecto de la ignorancia y de la soberbia, primas hermanas.
    Dan clases gratis de logotipos y de escudos, me parece. A ver si alguien se apunta.

  2. Al princio parece fuerte lo que dices, pero párrafo a párrafo, es verdad.
    Aún duele más cuando el que hace bandera es el que ha sido presidente de “ADOR”: “la madre” de todas las asociaciones culturales del pueblo y de la comarca. Inexplicable.

  3. Estaba covencida de que esta persona que hace bandera llegaba a comprender mejor y entender la cultura del progreso y la modernidad. Hacia detrás ni para tomar impulso. Marta muy bien explicado,no abandones que necesitamos aire fresco y estar bien espabilados.Para oir ,ver y hablar.

  4. Marta, tienes la responsabilidad de seguir en la brecha, tú y tu entorno, no cejeis.
    Se nos avecinan dias negros. Ya nos estan robando la sanidad, la cultura, los adelantos sociales y con ninguneo incluido.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s