Ahivaros todos


De un tiempo a esta parte me invade la terrible sensación de que nuestros destinos están siendo guiados por una cuadrilla de “ahívidiais”, y eso me pone los pelos de punta.

receso léxico: aragonés para foranos: “ahivar” o “ahivarse” se origina como contracción de “vete de ahí”. Se conjuga únicamente en imperativo: “ahíva”, “ahivaros”, y se puede reforzar añadiéndole la forma pronominal (ahívate) o, incluso, aumentando el grado: “ahividiahi” o “ahivaros todos”. Puede traducirse como “dejadme hacer a mí, que yo puedo hacerlo mucho mejor que tú/vosotros” , pero con denotaciones despectivas. Algo así como “quítate de ahí, pardillo, y deja que los profesionales como yo se ocupen del tema. Qué sabras tú”. En otros lugares de España se utiliza el “dejarme solo, dejarme solo”.

Me siento rodeada de ahividaís (no sé muy bien como escribirlo), de aprendices de mesías que se postulan para salvar mi pueblo, para salvar mi país, para salvar mi economía, para salvar el mundo. Pero todavía no he encontrado a ninguno que haya conseguido su objetivo.

Ocurrió en mi pueblo, en las elecciones municipales. “Ahivaros todos, dejarme a mi”. Pues nada, nos ahivamos. Ahora se acercan las elecciones generales y Rajoy lo proclama a los cuatro vientos: “ahivaros todos, dejarme a mi”. Legítimo. Los españoles esperan, de forma mayoritaria según las encuestas, que Mariano les saque de la crisis. De momento, comenzamos a conocer sus propuestas. Marcha atrás con la ley del aborto, recortes en educación (pública), amenzas de copago en sanidad, … Y eso que se resisten a dar detalles, porque como dice Montoro, “nosotros solo somos un partido político, no tenemos responsabilidad de gobierno”. No vamos a explicaros cómo lo vamos a hacer, ya os explicaremos en su momento cómo lo hemos hecho. Es decir, el “ahivaros” más puro y duro.

No me dan mejores sensaciones los líderes europeos. La señora Merckel se sienta, tiesa como la vara de la doctrina, a decirnos a los PIGS lo malos gestores que hemos sido. Ahivaros todos. Y si no lo hace ella, lo hace el finlandés. Pues nada. Ya nos ahivamos.

Nos sentaremos a esperar nuestro mesías salvador, que no será otro que aquel que sea capaz de hacer hablar a Europa con una sola voz, de forma que hable y trabaje por y para sí, en lugar de convertirse en el correveidle de los bancos anglosajones, las agencias de calificación, los especuladores bursátiles y otras faunas de similar pelaje. Pero que sepamos que corre prisa, porque el equilibrio mundial está cambiando muy rápidamente su centro de gravedad, y no va a estar ni en Europa ni en Estados Unidos. Se nos está bien empleado, sí. Pero aunque solo sea por egoísmo y propio interés, por favor, que llegue pronto el mesías que nos salve del ahividaismo que nos atenaza.

Anuncios

Un comentario en “Ahivaros todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s