Salut, Montrèal!


Necesitaba un respiro en mis reflexiones profundisimas. Hasta yo misma me agotaba a mi misma con tanto analisis teologico. Asi que cogi un avion y me marche a la otra punta del mundo. A Canada. Una vida nueva.
En la puerta de embarque me entra el tembleque: no es posible, esta lleno de JMJs. Pues si, un airbus de trescientas plazas llenito llenito de pelegrinitos. Hay que joderse, ni huir tranquila le dejan a una.
Una reencarnacion de Sor Citroen sonrie a la azafata, sonrie al companero de viaje, sonrie, sonrie. Sonrie incluso cuando anuncian turbulencias debido al paso del huracan Irene. Acompana a una tropilla de canadienses adolescentes sonrientes y cantarines, todos con camisetas de JMJs. La verdad es que se lo estan pasando estupendamente.
En vista de la situacion, decido volverme junco. Es una estrategia vital que siempre me ha servido. Me vuelvo junco, me adapto a las circunstancias, les perdono a los pelegrinitos las alegrias desbordantes y me coloco a mi misma mi mejor sonrisa porque detras de las puertas de cristal me esta esperando mi amiga Sylvie, a quien vuelvo a ver tras una decada de ausencia.
Hoy Sylvie y yo nos vamos a recorrer Montrèal en bicicleta. Manana os cuento.

Anuncios

Un comentario en “Salut, Montrèal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s