Chronicae londinensis (Part One)


Sí, sí. Os he tenido abandonadicos unos días. También las furas necesitamos un tiempo de vacaciones, y yo he tenido la primera entrega: Britannia.

Ha sido tan intenso que voy a tener que dedicarle un par de entradas. Ahora sólo os dejo un anticipo, porque me tengo que ir a comprar borrajas. Mi cuerpo me lo pide a gritos. ¿quién dijo que en Inglaterra no se come bien? Madre mía del amor hermoso, yo no he hecho otra cosa que comer. Es mi paraíso: muffins; scones; cakes; chocolate; pancake; sponge cake; biscuits; la lista es interminable. La imagen de mis vacaciones podría ser la de mi chiquillo pequeño y yo cogidos de la mano, con la nariz pegada en el escaparate de cualquier pastelería inglesa admirando los dulces y decidiendo cuál de ellos nos íbamos a comprar. Como los niños de las ilustraciones de época.

Me voy a coser la boca como Anthony Hopkins en el Silencio de los Corderos. Solo me dejaré un agujerico para meter una pajita por la que beberé zumo de zanahoria y Coca cola Zero. Hala, me voy al chino a por los aparejos.

 

Anuncios

3 comentarios en “Chronicae londinensis (Part One)

  1. Ay, que bueno, ya te echaba de menos…..creí que ibas a estar más días….ahhh, que es la primera parte de tus vacaciones. No te dejes el agujerico muy pequeño no te vaya a entrar el mono, y ese hay que quitarlo poco a poco.Disfruta del resto….un besico.

  2. Aunque ya me sé de viva voz la crónica, sigue, sigue colgando capítulos. Que ésta sí que promete.
    Besos, besos , maña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s