Tened presente el hambre


Este fin de semana por fin pude visitar con tranquilidad la exposición Hernández – Serrat que, casi por un milagro del destino y de la voluntad, tenemos en La Almunia. La siento como propia, conozco cada rincón y cada color y cada olor: la vi levantarse pero no la había podido disfrutar.
Si tenéis la oportunidad, mis queridos inexistentes lectores, dedicad un par de horas
a recorrerla. Deteneos en cada audiovisual, dejad que la emoción os sacuda y el espíritu se os despierte. Es un lujo que no podéis desperdiciar, lo tenéis ahí mismo.
A mi me cuesta mucho trabajo escuchar algunos de los poemas de Hernández, mucho más si los canta Serrat y todavía más si las imágenes los refuerzan. Lloro sin consuelo. Pero otros poemas me refuerzan o me devuelven la confianza en la vida. Así me pasó con “Si me matan, bueno (si vivo, mejor)”. 
Uno de los que me más me impactó es éste que ahora transcribo:
 
El Hambre (Miguel Hernández)
 
Tened presente el hambre: recordad su pasado
turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
con yugos en el alma, con golpes en el lomo.
 
El hambre paseaba sus vacas exprimidas,
sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,
sus ávidas quijadas, sus miserables vidas
frente a los comedores y los cuerpos salubres.
 
Los años de abundancia, la saciedad, la hartura,
eran sólo de aquellos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.
 
Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento.
 
Años del hambre han sido para el pobre sus años.
Sumaban para el otro su cantidad los panes.
Y el hambre alobadaba sus rapaces rebaños
de cuervos, de tenazas, de lobos, de alacranes.

 

Hambrientamente lucho yo, con todas mis brechas,
cicatrices y heridas, señales y recuerdos
del hambre, contra tantas barrigas satisfechas:
cerdos con un origen peor que el de los cerdos.
 
Por haber engordado tan baja y brutalmente,
más abajo de donde los cerdos se solazan,
seréis atravesados por esta gran corriente
de espigas que llamean, de puños que amenazan.
 
No habéis querido oír con orejas abiertas
el llanto de millones de niños jornaleros.
Ladrábais cuando el hambre llegaba a vuestras puertas
a pedir con la boca de los mismos luceros.

 

En cada casa, un odio como una higuera fosca,
como un tremante toro con los cuernos tremantes,
rompe por los tejados, os cerca y os embosca,
y os destruye a cornadas, perros agonizantes.
Anuncios

3 comentarios en “Tened presente el hambre

  1. Vaya exposición, vaya con el hambre, con el niño yuntero, nanas de la cebolla, elegía, para la libertad (sorprendente el vídeo) y todo, todo ,todo, inexistentes lectores de la fura, preparad el moquero porque es para llorar, aunque luego sales bien, lloras dentro y sales más fuerte, ves la suerte que tenemos de vivir donde nos ha tocado, y la responsabilidad de hacer lo que podamos para cambiar el mundo, porque la poesía de Miguel es atemporal, fantástique.

  2. España depauperada.- Guerra y pos-guerra. Jornales de miseria con obligación de agradecimiento. Amo, patrón.
    Mujeres oscuras, resecas, hijos y friega-suelos.
    Ir a merendar al escaparate de la tienducha, había pan de higos, nueces y almendras. Después de bien mirados y relamidos vuelta a casa con la barriga bien vacía.
    Siempre estaban “ellos”, ” los de enfrente” , de cuervos de tenazas, de lobos, de alacranes.
    La España del primer tercio del siglo XX tenia el desarrollo agrario, (se seguía labrando con el arado romano), industrial social equivalente al nivel de Europa del siglo XVIII.
    Marta, siempre me maravillas con tus comentarios. Son siempre certeros, con una escritura muy literaria y con una sagacidad arrolladora.
    A nivel político verdaderamente madura. Nuca te achiques. Eres u7na líder y no lo olvides nunca. Te debes a esa cualidad.
    Inés,que comentario más certero y bien dicho.
    Salvador

  3. Marta que lujo es tenerte. Gracias por ser tú con tu sesibilidad la causante de que tengamos la exposicion Hernandez – Serat .Yo desde luego no me la perdere,
    Creo que estos cuatro años los vamos a recordar por el avance, de un pueblo moderno y cultural.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s