IconoPlasta


Mis queridos inexistentes lectores (que últimamente estáis siendo legión): el foco que ilumina mi camino se está volviendo a encender. Tenemos nuevo proyecto artístico entre manos y debo comenzar a preparar mi personaje. Así se lo planteé a mi Director, yo estaba dispuesta a los mayores sacrificios: equitación, esgrima, alemán, formulación química… Pero no. Caprichos de los artistas y del destino, el Director ha nombrado como Directora artística y Personal Trainer a su musa, mi amiga Lamari. Y claro, como Lamari está escurrida, ahora  resulta que para preparar mi entrada en el séptimo arte tengo que perder ¡cinco kilos!

Madre mía del amor hermoso. ¡Si cada vez que me pongo a régimen engordo! Porque cuando estoy a régimen como lo mismo que cuando no lo estoy, pero con mucho más sentimiento de culpa. Me devora el hambre, la ansiedad y la impaciencia. Sobre todo la impaciencia. Hoy ya me he pesado cuatro veces. Sigo pesando lo mismo que ayer (que fue cuando comencé este drama). Debe ser cosa de la báscula.

Tengo un espejo inmenso en mi cuarto: me miro y me remiro, de frente y de perfil. De frente, me veo ancha. De perfil, también. Debe ser cosa del espejo. Además, que yo no me veo tan mal, me digo a mi misma cuando me flaquean las fuerzas (o sea, cada dos por tres). De hecho, qué queréis que os diga, me pinto el ojo, me pongo un tacón y estoy estupenda.

Pero ahí viene la Directora Artística para recordarme que las cámaras engordan. Joder, pues que recurran al photoshop. O que no lo hagan, habrá que comenzar a reinventar los estereotipos. Yo ya le dije que si me dedicaba al artisteo iba a ser una iconoclasta. Porque si los iconos de hoy en día son bellos veinteañeros de cuerpo escultural (ya se dediquen al fútbol, el pop, el tenis o el cine), entonces una mujer madurita, bajita y rechoncheta, viuda con dos hijos, con mucha vocación y poco talento que se suba a un escenario es, sin duda, una iconoclasta.

Yo me veo algo así como una Martirio, o una Loles León, o incluso una Lina Morgan, pero en versión postmoderna. Una vuelta a los cánones clásicos de belleza, tal y como los pintó Rubens, pero más en moreno. ¿No fue el Renacimiento una recuperación de los clásicos? Recuperemos entonces el Renacimiento, y dejemos a un lado la tiranía del Biomanán.

Me iría a comer un par de bombones si no fuera porque como se entere mi Personal Trainer se me cae el pelo. Os tendré al corriente de los éxitos y fracasos de mi proyecto de adelgazamiento y del proyecto artístico.

Anuncios

7 comentarios en “IconoPlasta

  1. Desde que he solicitado aviso en mi correo, cuando escribes, me entero enseguida.
    Me llevas a tal velocidad, que cuando me entero de lo que significa “iconoclasta”, quieres decir IconoPlasta. Vale.
    Cómo envidio esa actitud mental tuya que puede con todo.
    No se te ocura perder más de 3 kilos. Si tuviera el arte que tu tienes escribiría de tu canalillo, de lo difícil que es para uno hablar sin que la mirada se fije ahí.
    Ya se que no te ocurrirá, pero las “palitrocas” sólo sirven para las pasarelas… de ropa.

  2. Iconoplatas..? pero ya te vale….
    …..me debo a mi papel¡¡¡¡ ….. me debo a mi papel¡¡¡
    esgrima?’
    Yo lo que quiero es que solo “abras” la boca para ¡¡¡gritar¡¡¡ jajajajajaj
    Y ya sabes,…no seré iconoclasta, no destruiré tu imagen….solo le daré mayor brillo y gloria.

    LaMari

  3. ¡Venga guapa, si estás estupenda….! Seguro que la obra que hagáis será un exíto porque le ponéis ganas, empeño, ilusión y sobretodo… disfrutáis haciéndola.
    Hoy Sara han vuelto a interpretar la obra para los niñ@s de su cole. Me han dicho que ha sido genial…. claro de hacerla en la residencia de ancianos al centro de congresos de Brabastro, con escenario, luces, micrófonos, música…. ¡vamos que se ve que l@s chiquill@s se han crecido!
    El otro día en el ensayo, que sutituí a una de las mamis que no estaba, cuando me vi en el escenario, con los focos….¡me dió un subidón!
    Así, que entendí eso que cuentas que necesitas un foco…. Besos, besos, besos.

  4. Si tienes un don pa interpretar que pa qué… eso es lo que cuenta para ser artista postmoderna, clasica o lo que quieras; y te recuerdo que LIBERARSE, no es rechazar, sino todo lo contrario, es la aceptación TOTAAAALLLLL.

    ¡Qué disfrutes en tu nuevo proyecto! Besos.

  5. Yo te propondría como chica Almodovar, y me gustaría seguir tus progresos através de tu blog,alguna de tus correrías mientras te aprendes el papel y mientras luchas con la báscula,(pero no te pases que estas muy bien).ESPERO VERTE PRONTO EN LOS ESCENARIOS.

  6. Esa personal Trainer exige mucho, ¿Eh? Yo no he dicho que en ningún momento tenga que perder 5 kilos, que conste que eso se lo ha sacado de la manga la directora artística. Pensé en ti tal cual estás, no me cambies ahora mucho no sea que no encajes ahora en el papel. Tu ve ensayando esos gritos, la esgrima lo dejaremos para otro papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s