Mi hermoso animal y el baile cósmico


Tengo un metro ochenta de hijo adolescente, un animal fuerte y hermoso de ojos azules que aún conserva una piel sedosa bajo una capa implacable de acné. En ese volcan de hormonas hay momentos de erupción de mal genio, con sus ríos de lava y su fumarolas. Pero normalmente es un volcán pacífico. Incluso, cada vez con más frecuencia, mi volcán me mira con una sonrisa tímida y un brillo en los ojos que significa “tú me entiendes y yo te entiendo”. Y entonces se produce como un baile cósmico entre su espíritu y el mío que me llena de orgullo y felicidad.

Mi hermoso y sensible animal esconde sus cicatrices bajo la apariencia de una adolescencia normal. Todavía no ha aprendido que esas cicatrices son también su mejor aliado, su baza oculta. De manera que no se prodiga en besos y suele expresar sus afectos, que son profundos, a la manera desastrada de un quinceañero.

Él y su hermano están pasando unos días en casa de los abuelos. Ayer me llamó:

– Mama, escucha. Ayer se le cayó un diente al pequeño. Lo pusimos debajo de la almohada y cuando estaba dormido se lo cambié por un euro. El diente lo tengo yo guardado en la cartera. ¿qué hago con él?

– Guárdalo hijo, guárdalo y cuando vuelvas me lo das, que yo guardo todos vuestros dientes en una cajita.

En la distancia sentí el brillo de sus ojos y la sonrisa tímida y el baile cósmico.Y os pareceré una tonta, mis queridos inexistentes lectores, pero tuve que colgarle el teléfono porque casi no podía hablar de la emoción.

Anuncios

9 comentarios en “Mi hermoso animal y el baile cósmico

  1. Nunca nadie había definido tan bien y tan tiernamente la relación de la madre con los hijos adolescentes-chicos-.
    Vas por muy buen camino y lo estás viviendo al minuto. Enhorabuena.

  2. Es grande lo que se siente con las palabras de un hiijo,aún cuando no se dice nada y te sorprende con una acción, con un gesto ….en ello ves la grandeza de todo que compartes y sabes que aunque la mitad del tiempo lo pases echando un pulso….ellos son lo que verdaderamente amas.

  3. Escribes de filosofía, de jueces, de tus maravillosos viajes…, ¡ y nos emocionas con un diente de tu niño pequeño! esas emociones ( y los disgustos) de los hijos son para toda la vida… . ¡ah! y de
    inexistentes lectores nada de nada, yo creo que tienes mas de los que piensas. Un abrazo jabata.

  4. Que lindo, que sol de chico. No me estraña que tuvieras que colgar, hasta yo me he emocionado. Que corazón más grande tiene Alex. Un beso y otro grande para tus chicos. Os quiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s