El juez.


El juez se habrá levantado de la cama y distraídamente habrá elegido qué camisa ponerse, mientras comenta con su mujer que hay que llevar el coche al taller porque hace un ruidito. Habrá tomado un cortadito en el bar con una de esas ensaimadas que tienes ahí, majo. El juez habrá saludado al entrar al juzgado y habrá departido con el abogado del caso tal, y habrá tenido una trifulca con el secretario, y habrá pedido que le traigan tal o tal expediente. El juez habrá dictado un par de sentencias antes de ir a comer con el magistrado. El juez habrá dedicado unas horas a estudiarse un asunto complicado. El juez se habrá tomado un pinchito con su señora y habrán ido al cine a ver la nueva de Eastwood. El juez se habrá dormido agotado.

En algún momento de su día, el juez ha decidido sobre mi vida. Espero su decisión desde hace varios años. Todavía no conozco su respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s