El Ser y el Deber Ser

Publicado: 6 abril, 2011 en Reflechisements. Profonds, profonds.

Si se les quita el envoltorio de pedantería y lejanía, los filósofos suelen decir cosas interesantes. No creáis que soy una erudita capaz de repetir las teorías del uno y del otro, yo tengo memoria de pez. Pero entre los retazos que quedan en mi memoria está la hermosa distinción que hacía Kelsen entre el Ser y el Deber Ser.

Hans Kelsen era austríaco. Me encantan los germanos, sobre todo los filósofos juristas, porque se pasan el día creando categorías para tratar de poner orden en este mundo caótico nuestro. A mí esas cosas me dan paz; no sirven de mucho pero me dan paz. Es la misma sensación gratificante que tienes después de pasarte tres horas ordenando armarios, aun con la certeza de que el orden en un armario es una ilusión efímera.

El amigo Hans era un neokantiano. Qué fuerte, ¿no? Se puede ser madridista, socialista, católico… Pero neokantiano, suena terrible. Aunque en el fondo es muy emotivo, porque Kelsen era deudor de un señor llamado Kant, y fue a su vez la inspiración de otros muchos filósofos, los kelsenianos, Algunos de ellos crearon escuela, y le pusieron su nombre. Así que en realidad, los unos son deudores de los otros, hasta remontarse a los presocráticos, que vivieron cuando aún no se habían inventado los pantalones. Lo que mi abuela venía a resumir en “no hay nada nuevo bajo el sol”.

Volviendo al tema del Ser y el Deber Ser, os pongo un ejemplo. Si le corto la cabeza a un gacho con un hacha, lo mato. Eso es el Ser. Si mato a un gacho (cometo un delito) entonces debo ir a la cárcel. Eso es el Deber Ser. Que puede ocurrir o no. Los Seres y los Deberes Seres son como dos realidades paralelas, que a veces se tocan (pero solo a veces).

A lo mejor os parece que todo esto es un rollo patatero, pero pensad, mis queridos inexistentes lectores, que distinguir entre Ser y Deber ser os puede facilitar mucho la vida.

Ejemplo 0: Yo debería ser alta, delgada y preciosa, pero soy una mujer bajita y gordezuela, que empieza a tener arrugas y hasta alguna cana. Y ni mis deseos ni mis esfuerzos podrán cambiar esa realidad. Cualquier intento de rebelión sería vano.

Ejemplo 1: Un adolescente es un depósito de hormonas en ebullición. Un adolescente debe estudiar duro y prepararse para el futuro. Claro que existen adolescentes responsables, sensatos y dóciles. Pero no tiene por qué ocurrir. En este caso, el Ser y el Deber ser sólo coinciden en algunas ocasiones, aunque es un problema que suele solucionarse con el paso del tiempo.

Ejemplo 2: El ex marido de fulanita es un cabrón. Un exmarido debe hacerse cargo de sus hijos, al menos si así lo dice el juez. Pero si el ex de fulanita es un cabrón, raramente se hará cargo de sus hijos. (no lo leáis en plan sexista, yo no digo que todos los ex sean cabrones. Solo el de mi amiga Fulanita).

Ejemplo 3: La derecha española es vocera, tirana y desvergonzada. La derecha debe ser una opción política más, y por tanto civilizada. Y aunque entre los votantes del PP hay mucha gente civilizada y cordial, lo cierto es que el colectivo PP cae en el exceso con irritante facilidad.

Confundir el Ser con el Deber Ser genera frustración y ademas es una pérdida de tiempo. Las cosas son como son (“lo que es, es; y lo que no es, no es”). En cambio, tener clara la distinción te facilita la toma de decisiones. Puedes asumir la realidad, o incluso puedes intentar cambiarla -cambiar a un adolescente es, diría yo, misión imposible. Pero ahí estamos las madres y los padres, intentando lo imposible a cada rato-. Puedes hacer lo que quieras excepto darte de cabezazos porque las cosas no son como deberían ser.

Por cierto, nuestro amigo Kelsen murió hace unos años ya. Estará por ahí, en el Cielo de los Juristas del que hablaba otro tipo simpático que se llamaba Ihering y del que también guardo un hermoso recuerdo. Pero eso ya para otro día.

About these ads
Comentarios
  1. josejosesita dice:

    Joder,no me estaba enterando de nada,la frase la entendía en su totalidad,pero al señor ese no lo conozco pero con los ejemplos:armarios,,,política,,,adolescentes,,,(que duro es esto de educar… total acaban siendo quienes son,que no sabemos si son lo que deberían ser,pero… son ELLOS.) me has hecho soltar unas sonrisas.
    Un besote.

  2. hermano jovial dice:

    Luego vino Fuchs, despues de Ihering, no? joder…si tu memoria es de pez la mia es de ameba…

  3. ¡Y luego que si súbete al taburete, que si limpia los cristales, que si acabaréis mal…!
    Ya no sé quién viene ahora, después del Fuchs.

  4. Sarah dice:

    Genial, excelente, me encanta este tema es muy interesante, y me parece que tienes una forma de escribir graciosísima, que convierte la lectura de un complejo concepto en algo agradable y divertido. Gracias por compartirlo!!

    • Martica dice:

      me alegro de que te interese y te divierta, aunque supongo que si lo lee un jurista o filósofo de verdad se quedará espantado. No se te ocurra ponerlo en un examen como ejemplo ;-)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s