Busco un nuevo foco que ilumine mi camino


Mis queridos inexistentes lectores: lo malo de lo bueno es que se acaba. Y cuando se acaba, el cuerpo te pide más, como te pide más cafeína por la mañana o más adrenalina, o más endorfinas (eso es lo que lleva el chocolate, no?).  A mí, lo que me pide el cuerpo es más lentejuela, más foco, más baile, más aplausos. Yo lo digo así de claramente porque no tengo nada que perder, todos sabéis de qué pie cojeo. Sabéis que tengo vocación de artista. Aunque lamentablemente para mí no tengo ningún talento, al menos sí tengo la suerte de vivir en mi pueblo, donde esto de ser artista aficionado es el pan nuestro de cada día.

Participar en este lío ha sido para mí la felicidad absoluta. En este año tan duro me bastaba con pensar en el próximo ensayo o en algún paso de baile para que se me olvidaran las preocupaciones y las tristezas y volviera a sentir la sonrisa por dentro. Subir a un escenario, ver bailar a una veintena de chicos y chicas llenos de energía, reirme de las ocurrencias del uno, de nuestras torpezas de aprendices, ver cómo nos íbamos transformando de ensayo en ensayo… Y esa Pepa, tan genial, que todo lo hace bien, mi Meryl Streep particular. Y la tímida Tania, que acabó siendo un pibón explosivo y lleno de desparpajo.

Este ha sido un camino muy largo que hemos disfrutado piedra a piedra, pero nada ha sido comparable al momento en que Donna y las Dinamo hemos salido al escenario con nuestros mejores trajes y hemos levantado lentamente nuestros micrófonos hasta componer una estampa mágica. Primero Donna. Después Tania. Y por último Rosie, que soy yo. Y el focazo, ahí, iluminándonos a las tres. Las lentejuelas rebrillando, los taconazos de drag queen y el público conteniendo la respiración. Que hasta nosotras nos dábamos cuenta de eso.

Cuando todos salimos a saludar en la última canción y vimos al público en pie, más de mil personas aplaudiendo emocionadas, nuestra piel se erizó, una descarga eléctrica nos recorrió el cuerpo y a más de uno se le arrasaron los ojos con lágrimas. Cómo queréis que no busque un nuevo foco que ilumine mi camino…

Anuncios

Un comentario en “Busco un nuevo foco que ilumine mi camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s