El señor de Sevilla


Anoche me metí en la cama y encendí la radio. Una locutora, susurrando, retransmitía desde una plaza de Sevilla: "Entre una muchedumbre silenciosa pasa el señor de Sevilla, magnífico, iluminado por cuatro faroles. A lo lejos se suceden las saetas, y el señor de Sevilla se aleja portado por los costaleros. En la distancia se aprecia mejor el impresionante movimiento del señor de Sevilla, que parece como si verdaderamente andara (sic), como si fuera humano. Ya dobla la esquina y se levanta un murmullo en la plaza. Esperamos la llegada de la Santa Madre del Eterno dolor y traspaso".
Y yo, que había pasado el día de tapitas por Huesca y que venía de cenar con mi amiga Lamari, yo que me había estado partiendo de la risa viendo videos en youtube y aprendiendo los intríngulis del facebook, yo, como digo, tuve que hacer un esfuerzo hasta caer en la cuenta de quién era ese señor de Sevilla.
Por otra parte, qué manía tienen algunos de morirse todos los años y volver a resucitar.
 
Anuncios

Un comentario en “El señor de Sevilla

  1. ¡Mi arma! Asín que no zabía quién era ese señorrrrr? Yo también lo tuve debajo de la almohada hasta que se echaron las costaleras al bar de la esquina, a tomarse un chocolatito caliente con churros. Entre sueños perdí a todos y me dormí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s