Teoría de conjuntos


Bueno, mis queridos inexistentes lectores, disculpadme por el arrebato del otro día. Hay momentos en que una no está pa ná, pero todo se pasa.
He estado unos días perezosa, no tenía nada especial que contaros. Pero mirad lo que me he encontrado en un libro:
 
" En la época actual (…) los hombres parecen más inclinados que nunca a confundir sabiduría con conocimiento y conocimiento con información…".
 
El texto es de T.S. Elliot, escrito en 1944, pero lo cita Kapucinsky en sus Viajes con Heródoto. La reflexión es más larga, pero a mí me gusta así.
Pensad en la gente a la que conocéis. Fijaos en ellos como si fuerais biólogos. Están los que acumulan información y simplemente la regurgitan a cada ocasión. Están los que metabolizan la información y la convierten en conocimiento con más o menos éxito. Y luego están los sabios, cuyos conocimentos pueden ser ortodoxos (como Punxet), o heterodoxos (como Eugenio el pastor de la SER).
Son tres conjuntos que no siempre interseccionan de la misma manera.
Y luego estamos los demás, lombricillas comunes en nuestros surcos cotidianos.
 
Por cierto, hoy ha venido a verme un señor dedicado a la cría de lombrices. No podéis imaginar con qué pasión habla de ellas. Oyéndole se les coge cariño a las criaturas… Lombricultura se llama su arte. Con L. Si fuera con H sería Hombricultura, la cría de hombres. O de hombros. Ya desvarío. Me voy a Pilates. Acordaos, sigo siendo Poncia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s