Archipiélago Nuclear


En estos días en que se sortea la ubicación del almacén nuclear, asistimos al debate entre partidarios y detractores de esta energía de tan mala prensa. Los alcaldes de los pueblos candidatos tienen un argumento imbatible para proponer su candidatura: un almacén nuclear quizá condicione el futuro de sus hijos, pero si no hay almacén no habrá ni hijos, ni futuro.
Esto es algo parecido al inicio de Archipiélago Gulag, en el que un periódico da la noticia de que unos hombres se han comido unos restos momificados de un mamut prehistórico, sin analizar que la verdadera noticia estaba en el hambre que tiene que pasar un hombre para que se alimente con los restos de un mamut. Pues aquí, igual. Todos discutimos sobre el cementerio nuclear sin darnos cuenta de que más de la mitad de los pueblos de España son o van a ser en poco tiempo meros cementerios, restos abandonados al cuidado del Ministerio de la Sostenibilidad, mientras que los hijos y nietos de la emigración rural se amontonan en los barrios periféricos de macrociudades cada vez más grandes. Arcosur, Valdespartera, Carabanchel.
Ya es triste que la única opción de futuro que manejen esos pueblos sea la de convertirse en un almacén nuclear.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s