Duelo sin cuartel


Los nuevos tiempos se llevaron a Villamana y a Giral y nos trajeron a los Chinos. Y la invasión oriental, silenciosamente, transformó nuestra Navidad. Ya no hay casa sin árbol, ni árbol sin bolas y luces. Ya no hay belén sin superpoblación de figuritas de plástico y nieve artificial. Ya no hay balcones dormidos ni ventanas oscuras. Ahora nuestras ventanas y balcones asisten impávidos a un duelo sin cuartel entre Papásnoeles suicidas que se bambolean azotados por el cierzo de diciembre y Reyesmagos de lamé que cambian sus elegantes camellos por el frío de las barandillas. Un tercer ejército de banderas rojas con Niñosjesuses en pose exhibicionista ondean en las casas de los católicos más reivindicativos de la Navidad auténtica. Hilos luminosos, luces parpadeantes, coronas de flor de pascua, la Navidad moderna no pone límite al afán decorativo. En la plaza de los toros tenemos a día de hoy tres reyes magos, dos papanoeles suicidas, dos niñosjesuses nudistas y cincuenta metros de hilo luminoso.
Qué cosas tiene la globalización, gracias a la producción china la navidad de la católica españa ya es como la que vemos en las películas americanas.   
Anuncios

Un comentario en “Duelo sin cuartel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s