La publicidad también crea conciencia


Desde que era una niña me ha gustado mucho la publicidad, sobre todo la de televisión. La miro con atención y la suelo disfrutar. Los anuncios no son, contra lo que se suele decir, una adormidera. Yo me lo paso chachi. Aunque muchas veces me plantean dudas irresolubles. Aquí van alguna de ellas:
 
Duda número 1. A quién coño se le ocurrió poner a una histérica utilizando una botella de jabón líquido como micrófono para vender Wipp Exprés. ¿Alguna de vosotras ha pensado jamás en agarrar la botella de suavizante para celebrar lo estupenda que le ha quedado la colada? (en todo caso, ganas de beberte la botella de lejía cuando ves que ni con sierra salen las manchas de colacao….). En represalia por semejante estupidez propongo boicotear al Wipp. A tomar por culo.
 
Duda número 2. De dónde han sacao al niño que anuncia el Colacao y su eskait currao currao.
 
Duda número 3. Por qué las empresas que fabrican cremas de belleza se gastan millonadas en desarrollo de producto, en diseño de embalaje, en texturas, aromas, promoción y catálogos, y te venden la crema con el argumento "reduce visiblemente las arrugas" y unas letritas pequeñas pequeñas que informan de que la cremita se ha probado en 43 mujeres. Fijaos, 43 (ó 27). Ni siquiera redondean en 50. ¿no tienen presupuesto para probarla en dos mil, cuando van a vender millones de tarros? ¿Y qué conclusión estadística es "reduce visiblemente las arrugas"? No me jodas. Es como si vendieran un coche diciendo que "corre mogollón y consume poco pa lo que podía consumir". Ahora bien, te digo, venden tarros a capazos, y todas tan contentas porque tenemos las arrugas visiblemente reducidas.
 
Duda número 4. ¿Hay alguien en España que haya finalizado su colección de abanicos de época (o de coches de bomberos, o de Mariquitas Pérez)? ¿Hay alguien en España -vivo o muerto- que haya conseguido montar el avión por control remoto que se vende por fascículos, en el número uno hélice y rueda trasera? Si le van a hacer falta más fascículos que vales necesitaron Zipi y Zape para completar la bicicleta… E puí, cada mes de septiembre aparecen colecciones delirantes y cursos de idiomas. Obviamente tiene que ser un buen negocio…
 
Duda número 5. ¿Existe realmente el Butterfly Master Plus? ¿no será un mito urbano creado por Iker Jiménez?
 
Otro día os cuento mis desasosiegos con los colchones Lo Monaco y su competencia Eminflex  (mucho menos glamurosa, porque la tipa que los promociona es una aficionada que tendría que estar vendiendo cacahuetes en la furgoneta de "Pasteles, Royos").
Anuncios

2 comentarios en “La publicidad también crea conciencia

  1. Aún cuelga por ahí una sexta duda, duda nº 6.Por qué se les cierran los ojos y ponen cara de tontas/os cuando prueban (uhmmm!) cualquier porquería de comestible. Ni te cuento si es de tomar con cucharilla y sale la foto del tracto intestinal como fondo de pantalla.

  2. la duda nº 5, la se, ssssiiii, conozco a una amiga que tiene una hermana que su cuñada tiene un exxxxxxxxx, que se lo comproooojejejejee…… pa ponerselo en lo coj…….piiiiiiiiiiii

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s