la nostalgia


Una nota que se ha hecho mayor porque recuerda con más nostalgia que amargura el picor irresistible que le producían las bragas de perlé de los domingos o el frío de invierno atenazando las piernas sólo protegidas por una falda de palas y un viso, que en poco paliaban los calcetines altos.
Cuando una se hace mayor el pasado la asalta al descuido y se sorprende buscando en Youtube la canción de Sandonkán y el empiece de Mazinger Z.
La nostalgia es rara. Echas de menos a Naranjito y Zruspa, por ejemplo. Hay que ser burra para echar de menos a Naranjito.
El pasado, además, deja huellas imborrables en nuestro presente. Las niñas que salíamos del cine dando patadas a las papeleras imitando el ataque del mono borracho de Kung Fu  salimos ahora  bailando  Dancing Queen  después de ver  Mamma Mía.
Anuncios

Un comentario en “la nostalgia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s