ostis, qué grande es todo en América


En América todo es grande. No, grande no: desmesurado. Las camas son inmensas. Los cafés, interminables. Los rascacielos rascan el cielo. Todo: los coches, los negros, los gordos, los desayunos, la variedad de rosquillas, la cantidad de bebidas, las carreteras, los árboles, los ríos. El cielo es más grande en América.
Siendo así, es fácil de comprender que el resto se vuelva pequeño. No recuerdo cómo se llamaba el recurso poético (sustitución del todo por la parte): Estados Unidos se llama a sí mismo América. Y el resto de América desaparece de su percepción.
América es tan grande que lo demás se diluye. Ni China se nota en América.
Pero la inmensidad, que es lo primero que percibimos cuando llegamos allí, esconde una complejidad que es lo que en realidad hace interesante a los EEUU. No son tan fáciles como nos parece, ni tan planos como nos quieren hacer creer.
De momento, digo yo una cosa: ¿ganará Obama? En el Banco Mundial nos dijeron que ganaría si no lo mataban antes. Yo no lo tengo tan claro: ¿querrán los votantes americanos – que son sólo una pequeña parte de la población- tener a una negra como primera dama? ¿convencerá a los evangelistas, los ecologistas, los judíos, los negros, las feministas, las grandes empresas, los lobbies, etc. de que no es un candidato peligroso a pesar de ser negro y demócrata? ¿veremos un sistema de Seguridad Social en EEUU?
Aquí alucinaríamos si saliera Sonsoles hablando en un mitin para explicarnos que Zapatero es un buen padre. Pero es que esto no es América.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s