DELICIAS FORESTALES LA PEÑUELA


El día de jueves santo comenzamos a plantar los robles infectados de tuber melanosporum que producirán, si el Concepto de Ciudadanía quiere, trufas negras y perfumadas de aquí a cinco años.
Los robles están plantados en la finca La Peñuela: a su espalda los montes gallocantinos y a su frente, en todo su esplendor, la laguna salada y ahora seca.
Sábado y domingo nos nevó y no pudimos plantar, así que tendremos que volver el fin de semana para acabar. En total, cinco mil pequeñas plantitas de roble. Cinco mil agujeros hechos con azada y mucho amor. Un palizón que espero dé sus frutos de aquí a un lustro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s