EL TERCER HOMBRE


Mi tercer hombre ha leído mi blog y me dice que por qué él no sale. Pobre, no sale porque este blog se está convirtiendo en una casa de putas y todavía hay cosas que me guardo para mi intimidad. Pero tiene razón, se merece una entrada.
Mi tercer hombre no es el tercero en importancia. Le llamo así porque hay tres hombres importantes en mi vida: mis hijos y él. Jesús. Mi pareja, mi amante, mi compañero. El padre de mis hijos, mi jefe, mi amigo, mi fontanero.
Jesús es algo así como un Capitán Trueno con traje y corbata. Por su porte y por su voz asusta a quien no lo conoce, pero es más bueno que el pan y más blando que una pasa. Me encanta verle reir. Me encanta verle bailar rockanrol y cantar a voz en grito en el coche. Y sobre todo me gusta verlo en acción: en un pleno, en una presentación… disfrutando del dominio de la técnica.
Jesús me conoce como si me hubiera parido. Me mira y sabe cómo estoy. Y sabe lo que quiero, y me permite hacerlo más allá de lo que sería razonable, o de lo que sería interesante para él.
Tiene sus cosicas. No le gustan las tareas de la casa. No le gusta pasear por el monte. No le gusta bailar. No le gusta nadar.Y lo que no le gusta, no lo hace. Tampoco le gusta que le lleve la contraria (aunque se la llevo, claro).
No recuerdo haber discutido nunca seriamente con Jesús. Sólo una vez, antes de vivir juntos, y no fue discusión sino crisis. Pero él ya lo sabe, eso queda entre nosotros.
Siendo esto así, para qué me voy a casar con él. ¿A alguien se le ocurre que me voy a marchar de su lado?
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s