LA CONSTRUCCIÓN DE MI IDENTIDAD


Yo me parezco a Dios en que soy Una y Trina. Yo soy yo y mis dos contracturas, que hoy me están matando. No creais, no envidio a Dios. Tener dos contracturas permanentes es jodido, pero es peor ser Padre, Hijo y Paloma a la vez: no sólo tiene que bregar con el Eterno conflicto generacional Padre-Hijo como parte de su propia mismidad, sino que además es Paloma, con lo mal que están las cosas con la gripe aviar.
Yo, al menos, los problemas de bioseguridad los tengo superados.
Hoy se murió Franco. Ni frío ni calor. Cómo pasa la vida.  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s