conversación de besugos


Mi familia es como una caja roja de nestlé: aunque con diferentes envoltorios y sabores, todos son bombones.
Aquí va un bombón con lazo.
RING Ring (en realidad, tiro riro, tiro riro). ¿Sí?
– ¿Marta?
– Hola tía.
– ¿qué tal?
– Bien, por aquí andamos.
– ¿y tus hijos? ¿se quieren o qué?
(!!!! ????) pues tía, tú me dirás. Claro que se quieren: son hermanos.
– claro, con sus disputicas de chiquillos.
– claro. (!!!???)
– nada, oye, no te sentaría mal lo que te dije del polvo de la plaza de toros en fiestas.
– no tía, que no me sentó mal. Ya se lo comenté al concejal.
– no si al final me dijeron que había ido todo muy bien
…. (un buen rato dando vueltas al tema. A estas alturas aún no sé para que me llama)
– pues nada, que es que he llamado a tu madre y no está.
– ya, pues estará haciendo algo fuera de casa.
– si, me ha dicho Daniel que no estaba. Está muy majico Daniel.
– sí está muy majo. (???!!!)
– lo importante es que vaya haciendo prácticas.
– pues sí.
– Todo es empezar.
– pues sí (???!!!!)
– nada, pues le comentas a tu madre que como llega Todos los Santos, a ver que hacemos con el centrico. Porque yo me ocupo todos los años, pero este año no voy a poder, y me sabría muy mal que no pusierais centrico.
– (???!!!!!!!!!****#####) Mira tía, ni a mi madre ni a mi hermano ni a mi se nos va a olvidar la fecha ni el centro. Si pones las flores tú no las ponemos nosotros para empezar porque ni caben. Pero si tú no las pones, por supuesto que iremos nosotros. ¿Cómo comprendes que se nos va a olvidar?
– no claro, es que yo este año no sé si podré bajar en todos los santos.
– pues nada tía, si no puedes ir un día vas otro.
– eso. Ya pondré una florecica cuando vaya.
– pues eso.
 
(y así estuvo un buen rato dando vueltas al tema del centrico. Hay que joderse. Años sin poder ponerle flores a mi padre porque no me dan ni opción, y resulta que nos estaban haciendo un favor porque somos unos despitados descorazonados que no tenemos ni un detalle para todos santos, y que paco no se quede sin flores. Hay que joderse. Hay que joderse por tantas cosas, y qué frágil es la memoria y qué fácil es cumplir con los muertos. ).
Me revuelvo. De estas tontadas de las flores de todos santos sí se acuerdan. Pero cuando hubo que estar a nuestro lado, hace catorce años, viuda y dos hijos, yo con veintiun años y mi hermano con trece, un cacao económico de mil pares de narices, mi madre sin tener ni idea y yo menos, entonces nadie se acordó. Entonces no estábamos para flores. Hay que joderse, las putas flores de los cojones.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s