La Fgans


Me ha dicho un pajarito que uno de mis inexistentes lectores está pasando el año en Paris. A lo mejor me lee desde allí. Así que le voy a dedicar esta entrada con mis conocimientos sobre Francia (La Fgans), porque seguro que le vienen bien.
Lo primero que hay que saber es que Francia se divide en dos partes: Paris y Todo lo demás. En Todo lo demás el tiempo pasa muy despacio, las carreteras son regulares, los trenes muy malos, las casitas son todas iguales y la comida es muy aburrida. Igual te da estar en el norte que en el sur. Es como si los segundos pasaran más despacio. Hay que tener en cuenta que Todo lo Demás es un país esencialmente rural, hasta extremos que aquí no concebimos. Por ejemplo, tienen un partido político llamado "De la caza y la pesca" con representación en el parlamento y cierto peso político. La Fgance, mon ami, es rural. Y, para un español, resulta demasiado impersonal. El paisaje es muy bonito, muy verde, todo colocadito en su sitio. Pero parece como un decorado, como si no vivieran allí.
Y luego está París. Paguí se Paguí. Los franceses están tan orgullosos de Paris que han decidido mudarse todos allí. Y en consecuencia es enorme. Buscar alojamiento se ha convertido en una misión suicida. Las casas son minúsculas y muchas no reúnen condiciones que aquí consideramos imprescindibles. Como además los franceses son estrictamente individualistas, prefieren no compartir piso. Y como son muy cuidadosos, conservan edificios del siglo XIX en perfecto estado (o casi), partidos y repartidos como en La Habana, pero con mucho más charme. Lo que les lleva a disfrutar de su individualidad en habitáculos del tipo doce metros cuadrados con el váter (turco) compartido entre cuatro apartamentos en un sexto sin ascensor a precios astronómicos. Son las llamadas Chambre de Bonne.
Como los franceses son ansí, han decidido por su seguridad no utilizar los porteros automáticos de toda la vida. Los han sustituído por unos marcadores infaustos: cada pisito tiene su contraseña. Por ejemplo, 4-6-9-7-5. Si la sabes, entras. Y si no la sabes, no entras. Porque no hay un timbre para llamar. Esto puede llevarte a situaciones complicadas, como la que me pasó a mí hace algunos años. Estaba en París y me invitan a cenar a casa de un amigo de mi amiga. Me dan un número por si acaso, y la dirección. Llego a la dirección yo sola, a unas horas un tanto intempestivas (las diez de la noche). No hay timbre para llamar. Yo sé que es la dirección, pero no puedo llamar porque no hay timbre. Y llamo al teléfono que me han dado pero no responde nadie. Joder. Estoy sola en París, delante de una puerta cerrada en una calle oscura, con sus putas y su todo, y no sé qué cojones hacer ni dónde ir. Comienzo a estar desesperada. Daos cuenta que entonces nadie tenía un móvil. Lo único que funcionaba en París eran los contestadores automáticos, donde dejabas tu mensaje. Yo dejé ochenta mensajes, pero mira tú de qué me servía si no había nadie en casa de mi amiga, que seguro que estaría cenando arriba, detrás de la puerta cerrada. De pronto se me hace la luz: no será que estos números son los del portero… Pues sí. ERan.
Conclusión: menuda mierda de sistema, que no admite visitas inesperadas, ni sorpresas, ni un pasaba por aquí.
Otra cosa: en Francia se come mal porque los franceses medios ya no cocinan, y en París se come poco y mal, porque la comida es demasiado cara. Así que si te dan de comer, come. No sabes qué ocurrirá mañana.
Comer, no comen bien. Pero les gusta hacerse los interesantes. Un francés en París debe tener una intensa vida cultural y sentarse horas y horas a discutir sobre temas superprofundos tomando una taza de té (es lo único que beben en cantidades industriales. Será que es barato) y fumando tabaco de picadillo, porque el normal es demasiado caro. La frontera entre el cultureta medio y el intelectual es difusa. No te cuento ya los artistas. Das una patada a una piedra y te salen treinta artistas. Claro, como tienen la cadena Arte y France2, están muy al día. Lo que te ocurrirá es que tu concepto de artista y su concepto de artista no tienen por qué coincidir. Si te encuentras a una poetisa con un tocado de tules y un chal de croché fumando delicadamente y mirando al infinito, tú haz como si fuera la cosa más normal del mundo. Pero no te dejes engañar: si te hacen pagar para entrar a su espectáculo, pregunta primero si dan de cenar. Por lo menos, una crepe. Y si no, nada. Porque lo más probable es que todavía le queden muchas lecciones de su curso CCC de Poetisa para que le den el título.
Bueno, no todo es negativo en París. París es precioso si prescindes de esto. En realidad, París es precioso si prescindes de los parisinos, que van a su puta bola. Y París está lleno de oportunidades, aunque sólo sea porque está lleno de gente inquieta, que son los que se van de sus pueblos porque se les quedan pequeños y se meten en la boca de la gran ciudad a buscar su oportunidad.
Pero recuerda: hay que estar en casa prontito, porque luego quitan los bancos de la calles y las farolas, y las gárgolas de Notre Dame cobran vida…
Que disfrutes de Paris, pequeñuelo, y de las parisinas.
Anuncios

Un comentario en “La Fgans

  1. alooooesto, de momento, es increible. todavia estoy en fase de shock debido al cambio soria city- Pagui , pero es una pasada.las calles me pueden, aun no he visto un solo edifico feo, el metro me encanta. cualquiera dira que que agobio salir antes de casa, hacer cambios en estaciones y todo eso pero a mi me gusta mucho. sera que estaba cansado de ir a todos los sitios andando en diez minutos.las parisinas tres bien, los parisinos ça va y paris en general genial. se que esto es una oportunidad unica y afortunadamente esa sensacion me persigue donde quiera que voy. desde aqui os invito a todos a que os murais de envidia.en lo de los pisos tienes toda la razon. he visto cosas que no se pueden calificar ni de habitables, bien por que no tienen cocina,bien por que no tienen bano o bien por motivos de higiene varios. lo gracio es que todos estos sitios llevan una etiqueta de 600euros debajo del brazo. es curioso. siendo que pagaba 180 euritos en soria por un pisazo que te mueres. y con de todo.ya tengo pandilla, son franceses, y aunque alguno no se lo crea hasta hablo frances!!!dentro de poquito tendre casa de una puta vez, aunque para ello recurra a mi ultima opcion: la inmobiliaria. hay ropa que ni la he sacado de la maleta!!! en cuanto tenga pisito sois todos bienvenidos.un beso a todos desde la ciudad de las luces. y tranquilos que, ademas de estar entero, estoy muy muy bien.se que no hay acentos en el texto pero estos teclados franceses dan por saco y me estoy volviendo loco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s