la tarde


 Cuando cae la tarde, el aire se levanta en La Huerta y los árboles, enormes, comienzan su murmullo. El roble, el tilo, el castaño de indias, los chopos, todos canturrean a la vez. Las hojas bailan y se vuelven doradas al atardecer.
Por la tarde, el agua de la acequia parece un río italiano y nuestro jardín es un prado inglés. Los pájaros cambian su canto, presienten la noche. Huele a melocotón, al fresco del campo recién regado, a tierra mojada, a hierbaluisa y sándalo.
Me encanta El Roble por la tarde. Qué lujo, Celestino.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s