Yo también estreno vida


De tanto reflexionar sobre las vidas ajenas no me daba cuenta de mi propia mismidad. Yo también estreno vida, como secretaria del señor alcalde. Creo que mejor me voy a denominar "jefa de gabinete", que vende más.
Mi primera misión como Jefa de Gabinete fue ordenarme el Gabinete. Tiré aproximadamente todo lo que había en los armarios. Ahora me queda redecorar mi Gabinete, porque mi antecesora era, al parecer, amante de las fotografías aéreas de mi pueblo y tenía las paredes forradas con las idem. Horror. Enmarcaditas con un marco de florecillas provenzales. Horror, más horror. Y el cuadro más grande, una fotografía aérea (otra vez) de tamaño gigante, que me parece estar en el Instituto Geográfico.
Entonces, pienso, me voy al despacho del alcalde que seguro que le sobra algún cuadro, porque tiene cientos. Pero antes de nada, tengo que redecorar su despacho, en mis funciones de Jefa de Gabinete. Lo primero que hago es retirar el santo cristo de dos metros y una virgencita con pedestal de un metro de altura. La bajo de la estantería. Me agacho a coger un cuadro. Me clavo los rayos de la virgen en el hígado. Porque los rayos parecían de luz pero son de chapa. Debe de ser la venganza de la virgen por bajarla de su estantería.
Herida en mi hígado y en mi orgullo, me subo con el cristo y la virgencita a la planta de arriba, a guardarlos en un rincón. Se me cae el pie del pedestal en mi pie, calzado con una linda chancletita. Me sale una moradura. Me vuelvo a hacer atea, más todavía. Abajo el clero. Abro la puerta del desván municipal y en la penumbra polvorienta me recibe un san antonio de tamaño natural con los ojos abiertos, abiertos y negros, negros. Se ve que está encantado con tener visitas. El corazón me da un vuelco. Creo que me ha saludado al estilo reina isabel. No sé si hacerme republicana. Pero a todo no se puede renunciar, y además acabo de ver las sillas de los reyes magos y los cabezudos. Es un mensaje del más allá.
Vuelvo al despacho de Pascual y comienzo a descolgar placas conmemorativas de cursillos de tenis y de la comandancia de la guardia civil. Pascual me dice que quiere algo más animado, pero no sé de dónde coño lo voy a sacar.
Qué ganas tengo de que venga Marilar.
 
Anuncios

Un comentario en “Yo también estreno vida

  1. Si, todos cambiamos de vida, hasta la virgencita y su cristo poco a poco ascienden a los cielos, porque segun recuerdo han subido un piso. ya sabes que para acabar con ellos…poco a poco. Aunque mirandolo bien seguro que donde están ahora están mas relajados. yo, en estos ultimos dias, he deambulado bastante por esos otros sitios (via morfina jejeje) y, "GRACIAS A DIOS" no me he encontrado con niguno, virgencita, virgencita dejanos como estamos.  ¡Abajo el clero, viva la republica!
     
     
                                         Marilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s