la postmodernidad queda mejor en francés


Hace ya muchos años, cuando yo tenía 23, acabé mi estudios de Derecho y me fui a Bruselas a estudiar. Teoría del Derecho. Suena fuerte. La verdad es que fue una de las épocas más felices e intensas de mi vida, tanto personal como académicamente. Pero no es de eso de lo que quería hablar a mi vacío interespacial. Lo que estaba pensando el otro día es que hay cosas que quedan mejor en francés y la postmodernidad es una de ellas.
La postmodernidad, ¿qué es? En mi opinión es un "entre Pinto y Valdemoro", un "ni pa ti ni pa mi". Un no tomar partido, una falta de criterio, una cobardía.
Una buena tesis postmoderna tiene que tener un título bien largo, de por lo menos treinta palabras, y dejar abiertas al menos dos opciones absolutamente contradictorias para quedarse en tierra de nadie. Por ejemplo: "El nuevo código penal español: entre la construcción metafísica de las mareas rojas y la deconstrucción argumentativa de Derrida".
Preferentemente, en el título se utilizarán los dos puntos explicativos y una explicación que irá entre un concepto y su contrario. Si además haces referencia a algún autor sesudo, mejor. Y ya la hostia es si utilizas una interrogación, del tipo "El nuevo cógido penal español: ¿entre la construcción metafísica de las mareas rojas y la deconstrucción argumentativa de Derrida?". Esto ya se suele cerrar con una puntilla, algo así como "Una propuesta para la reflexión".
Esto, evidentemente, es no decir nada. Yo llegué a la conclusión, hace ya mucho tiempo, de que estos trabajos tienen truco. Antes de que los autores hayan escrito la primera letra, antes incluso de que hayan dedicado el primer minuto a pensar sobre el tema, ya tienen decidida cuál va a ser su conclusión. Como la conclusión es, además, inconclusa (porque no arriesga, no opta por A o por B, sino que afirma las dos opciones contradictorias), pues el resultado son páginas y más páginas para demostrar que si sale con barbas, San Antón, y si no La Purísima.
De todas formas, tampoco importa porque nadie va a leer esos trabajos que tanto esfuerzo costó redactar. Así que aunque digan tonterías o veleidades intelectuales, no tiene ninguna repercusión en el funcionamiento normal o anormal del mundo.
Y todo esto, en español queda un poco seco. Porque el español es seco. Pero en francés el resultado es orgiástico. Por ejemplo si te proponen un artículo llamado "La Ley, el tiempo y el juego: reflexiones desde un punto de vista interno" puedes pensar que hay gente que tiene muy poquico que hacer. Pero si te dicen "La loi, le temps et le jeu: réfléchissements d’un point de vue interne", pues queda como muy interesante, muy cool.
En fin, Serafín, que la postmodernidad tiene eso. Que cuanto menos entiendes, más te gusta. Como tantas otras cosas, por otra parte.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s