El proceso de paz


Estamos inmersos en el proceloso proceso de paz. Un camino tortuoso como tortuosos son los argumentos del discurso de liberación. ¿Liberación? ¿De qué? ¿Quién es el que oprime? ¿De qué o de quién nos liberamos? Del miedo, del silencio forzado, de la boca cerrada, de las pintadas, de los comunicados, de los encapuchados, del recelo al vecino, de la mirada acusadora. De las pistolas. De la muerte.
Cuando escucho hablar en vasco me entra un temor irracional e injustificado. ¿serán terroristas, estos que hablan a mi lado? Ojalá que pronto esto sea un miedo ridículo del pasado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s