las cigüeñas


Las cigüeñas planean entre mi cabeza y el cielo azul.
Debe ser emocionante sentir el viento en la cara al volar, las plumas revolando, tu cuerpo deslizándose en el aire, el pueblo a tus pies, la silueta elegante y majestuosa recortada en el azul. Debe ser bonito ser cigüeña.
Ser cigüeña tiene su parte proletaria: todo el día de aquí para allá recogiendo ramitas. Y una a una, las colocan en el tejado de la Iglesia, a ver si se hunde. Son proletarias y con conciencia de clase. Vivan las cigüeñas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s