somos iguales, somos distintos


Todos tenemos hígado, corazón y bazo. El sistema nervioso es igual para todos. Lo mismo tienen los negros del Sinaí que los chinitos de la China. Pero yo veo un burro, ellos ven un burro, y mi burro no es su burro.
Somos iguales pero muy diferentes. De lo que se deduce que lo importante para la convivencia no es lo esencial, sino lo supeficial. Porque lo esencial es el mínimo común (múltiplo), pero los pequeños detalles superfluos son el máximo (común) divisor.
Esto que parece una chorrada, no lo es. A pensar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s