Qué bonita es Cuba


Qué bonita es Cuba. El sol, el son, el cálido Caribe. Todos los cubanos bailan y cantan en su islita. La Habana es Cái con más negritos, Cái es la Habana con más salero.
Qué hermosa puede ser una prisión. La alegría de la luz hace simpáticos a los coroneles. El océano, la barrera más inmensa. La burocracia, el muro más alto. Los delirios de un dictador, el laberinto más inexpugnable.
 
¿Qué revolución puede durar cuarenta años y seguir llamándose revolución? Dictadores comunistas ha habido muchos, discursos revolucionarios que justificaban la opresión real por la liberación utópica, también. Pero pocos regímenes dictatoriales han basado su supervivencia en el "marketing político" a la manera cubana: un hombre tan simpático y peculiar no puede ser malo. Un régimen que da médicos y escuelas a toda la población no puede ser malo. Aunque los médicos no tengan ni batas. Aunque los estudiantes tengan absolutamente censurada la información. Aunque leyes delirantes impidan toda forma racional de ganarse la vida y los servicios secretos se encuentren infiltrados en la vida más cotidiana. Aunque no exista ni un sólo derecho o libertad individual, sacrificados por la libertad colectiva de la revolución, un ente que ya tiene vida propia, un monstruo que devora a sus propios hijos.
 
Como socialistas, nuestra primera misión con respecto a Cuba debería ser ayudarles a transitar hacia un régimen democrático. Y dejarnos de discursos adolescentes de viva Cuba libre que resultan francamente obscenos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s